martes, 18 de julio de 2017

Llamamiento republicano a toda la ciudadanía andaluza con motivo del 81 aniversario del golpe de estado fascista del 18 de julio de 1936



Ciudadanas y ciudadanos:
Hace apenas siete meses celebramos en la localidad malagueña de Humilladero el I Encuentro Andaluz por la República. De esta gran asamblea ciudadana nació la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas, ‘Andalucía Republicana’, que hoy se dirige a ustedes con motivo de estar muy próxima la fecha del 81 aniversario del golpe de estado fascista de julio de 1936.
Ocho décadas es tiempo más que suficiente para que otros países, que también padecieron el fascismo, puedan recordar un aniversario de este tipo como un hito puramente histórico de su vida colectiva. Este es el caso de Alemania, país que tras la derrota nazi en la Segunda Guerra Mundial pudo presenciar cómo los dirigentes del III Reich eran juzgados y condenados por los tribunales internacionales de Núremberg. Una Alemania que ha hecho pública y solemne condena del nazismo y que sitúa fuera de la Ley a las organizaciones de esa ideología. Una Alemania que ha pedido públicamente perdón al mundo, por los crímenes y genocidios perpetrados por el nazismo, con la imagen de un canciller de la República Federal de Alemania hincado de rodillas en el campo de exterminio de Auschwitz.
Para desgracia nuestra, muy distinto es lo que ocurre en el Estado español. Ochenta y un años después del golpe de estado fascista de julio del 36, los responsables del mismo, de la Guerra de España y de los crímenes de cuatro décadas de dictadura fascista, siguen sin haber sido juzgados ni condenados. Las organizaciones fascistas siguen legalizadas. Ningún gobierno ni parlamento del Reino de España ha condenado los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo. Los familiares de las víctimas continúan la lenta y dolorosa búsqueda de los restos de sus familiares, sin la participación de las autoridades judiciales y políticas. El juez Baltasar Garzón sigue expulsado de la carrera judicial por intentar llevar a juicio los crímenes del fascismo. Calles, plazas y monumentos siguen glorificando la memoria de los criminales más abyectos. Y, lo que no es menos importante, se nos sigue imponiendo la monarquía como régimen político decidido por el general Franco, con los Borbones como Jefes de Estado también impuestos por el Dictador.
Se entiende perfectamente que los pueblos del Estado español contemplemos la fecha del 18 de julio no como la conmemoración de una página ya superada de nuestra historia. Lamentablemente, tenemos que abordar esta fecha como el arranque de muchos de los problemas de salud democrática que hoy seguimos padeciendo en nuestro país. Este es el motivo por el cual decidimos, en nuestro I Encuentro Andaluz por la República, que este próximo 18 de julio se convierta en una Jornada de lucha contra el fascismo y en defensa de las libertades democráticas. En base a este acuerdo, hacemos el siguiente llamamiento a la ciudadanía:
1º.- Exigimos que cese el escandaloso homenaje público que se le sigue tributando en Andalucía a uno de los mayores criminales y genocidas fascistas: el general Gonzalo Queipo de Llano. Actualmente enterrado con honores en la Basílica católica de la Macarena de Sevilla. Es responsabilidad directa del Sr. Arzobispo de Sevilla que cese de inmediato esta glorificación de un sujeto que llenó de sangre inocente las ciudades, pueblos y campos de nuestra tierra. Un individuo responsable supremo y directo de crímenes como la Masacre de la Carretera Málaga-Almería. Los restos de este individuo deben ser entregados a su familia para que puedan recibir sepultura privada.
2º.- Emplazamos al mismo Sr. Arzobispo de Sevilla a que, como miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, proceda a trasladar a la misma esta petición ciudadana:
Ochenta y un años después del 18 de julio de 1936, la jerarquía de la Iglesia Católica española aún no ha pedido público perdón por su adhesión pública al fascismo en plena Guerra de España, a través de la Carta pastoral colectiva firmada por la mayoría de su episcopado. No ha pedido perdón por la indignidad de proclamar la Guerra de España como “Santa Cruzada” querida y bendecida por Dios, expresión que hicieran muchos de sus obispos. No ha pedido perdón por su silencio cómplice, mantenido de forma casi unánime, ante las matanzas y atrocidades cometidas por los fascistas contra la población civil indefensa. No ha pedido perdón por aceptar que, durante cuarenta años de dictadura, el Régimen de Franco usase a placer la religión católica como instrumento de legitimación política y herramienta de discordia civil.
En base a todo lo anterior, emplazamos a la Conferencia Episcopal Española, y al Sr. Arzobispo de Sevilla en particular, a manifestar públicamente su petición de perdón por la actuación pública de la Iglesia Católica española, desde julio de 1936 hasta el final de la dictadura franquista.
3º.- Invitamos a la ciudadanía andaluza a participar en la VIGILIA ANTIFASCISTA que mantendremos ante las puertas del Palacio Arzobispal de Sevilla, desde las 21 horas de la noche del lunes 17 de julio próximo hasta las 11 horas del martes 18, momento en que una comisión de Andalucía Republicana procederá a entregar al Sr. Arzobispo sendas cartas con las anteriores demandas, dirigidas a su persona y a la persona del Papa de la Iglesia Católica Francisco.
Andalucía, 4 de julio de 2017
Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas
‘Andalucía Republicana’

IU ultima su iniciativa para lograr la nulidad de la Ley de Amnistía “en todos aquellos aspectos que vulneran el Derecho Internacional en la persecución de crímenes de lesa humanidad”



Izquierda Unida, a través de su responsabilidad federal de Memoria Democrática, que coordina Esther López Barceló, y tras un amplio periodo de consultas con múltiples asociaciones y colectivos, tiene prácticamente ultimada una importante iniciativa parlamentaria para la “declaración de nulidad de la Ley 46/1977 de Amnistía”. La iniciativa, en formato de proposición de ley, declara en su artículo primero la nulidad de esta ley “en todos aquellos aspectos que vulneran el Derecho Internacional en materia de persecución de crímenes de lesa Humanidad”.
Además, el texto plantea de forma contundente la “nulidad de pleno derecho de las sentencias dictadas por tribunales franquistas que supusieron condenas que atentan contra los Derechos Humanos. Quedan igualmente anuladas todas las consecuencias jurídicas de dichas sentencias”.
López Barceló, coincidiendo con una fecha tan emblemática como la de hoy, 18 de julio, día de la consumación del golpe de Estado de 1936 contra el legítimo Gobierno de la II República, destaca la importancia de esta propuesta “para acabar con las consecuencias nefastas de la Ley de Amnistía con respecto a la investigación judicial de los crímenes del franquismo”.
La dirigente federal de IU recuerda que “no es la primera vez que nuestra formación concreta propuesta sobre esta cuestión, en legislaturas pasadas ya presentó iniciativas para modificación la ley, pero esta vez se va más allá al plantear directamente la nulidad en todos aquellos aspectos en los que se considera que se da una vulneración del Derecho Internacional en cuanto a la persecución de crímenes de lesa Humanidad”.
Apostilla que “tras 40 años de represión y 40 años de impunidad en plena democracia, es hora ya de hacer cumplir las recomendaciones de Naciones Unidas y poner punto y final a las consecuencias que se arrastran a partir de la ley original”.
Esther López Barceló considera que “no es de recibo que en un Estado de Derecho los crímenes que entran en la categoría de lesa humanidad perpetrados durante la represión de la dictadura franquista deban ser juzgados en otro país, mientras desde el Estado español se niegan extradiciones de torturadores y se bloquean los mecanismos para toma de declaración de víctimas y victimarios en los juzgados españoles por parte de la Fiscalía General del Estado, con la inestimable colaboración del Gobierno del Partido Popular”.
Para la responsable de Memoria Democrática de IU “el Ejecutivo de Mariano Rajoy no sólo está obligado a hacer cumplir el Derecho Internacional y los Derechos Humanos, sino que debe asumir sus responsabilidades por vulnerarlos de forma sistemática y consciente”.
Explica también que en las próximas semanas “Izquierda Unida avanzará aún más en su trabajo para consensuar aún más los puntos de la iniciativa con más asociaciones de la Memoria y otras formaciones políticas, lo que incluirá una ronda de contactos con el conjunto de ellas”.
En esta misma línea, la Colegiada de Izquierda Unida -órgano de dirección ejecutivo de esta formación- ya ha dado el visto bueno tanto a esta iniciativa como a dedicar el próximo mes a “la lucha contra la impunidad franquista y la denuncia de los incumplimientos de los Derechos Humanos”, al cumplirse los 40 años de la aprobación de la Ley de Amnistía.
Para López Barceló, la nulidad de las sentencias franquistas “es un deber democrático que debió quedar ya garantizado durante la redacción de la Ley de Memoria Histórica y que, lamentablemente, no se consiguió”.
“Resulta una ignominia que las sentencias de condena a Miguel Hernández o a Julián Grimau sigan siendo válidas. Desde Izquierda Unida estamos decididos a acabar con esta infamia aunque sea con 40 años de retraso”. Recuerda también que estas medidas “siguen las recomendaciones de Naciones Unidas, así como las exigencias aprobadas, por ejemplo, en el preámbulo de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, ya en vigor”.
Campaña en redes
De la misma forma, y coincidiendo también con la fecha del 18 de julio, Izquierda Unida Federal ha puesto en marcha a través de las redes sociales una completa campaña que, entre otras actuaciones, se suma en Twitter a la ciberacción en marcha usando el hashtag #18jYoCondeno
En concreto, la campaña de IU busca la “condena los 40 años de la dictadura franquista, así como denunciar los otros 40 años de impunidad de los crímenes cometidos por el régimen fascista”. Ésta incluye la publicación y difusión de un video que se puede encontrar a través de:
Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=ZwXDNYgA9gY
Twitter: https://twitter.com/iunida/status/887250611338485762
Facebook: https://www.facebook.com/izquierda.unida/videos/10154958696273867/

lunes, 17 de julio de 2017

Manolo “Teniente”: “El Capo Hariri y el camarero resistente. Tres últimos días en Líbano”



En estos tres últimos días hemos hecho toda la ronda de contactos y reuniones con las Asociaciones y Organizaciones Políticas con las que estábamos comprometidos y que aún no habíamos tenido. No contaré el contenido completo porque sería demasiado extenso y aburrido, aunque si señalamos algunos de los temas más candentes repetidos en las reuniones. Las organizaciones libanesas con las que nos hemos reunido son: el Partido Democrático Popular (comunista), Organización de la Campaña de Boicot contra los que apoyan a Israel (BDS de Líbano), Hizbulá (religioso-nacionalista) y el Partido Comunista Libanés. Las organizaciones palestinas con las que nos hemos reunidos en los campos de refugiados han sido: Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), Frente Democrático de Liberación de Palestina (FDLP) y Partido Popular Palestino (PPP), los tres se consideran comunistas. La última reunión la tuvimos con una organización de mujeres del campo de Eil el-Hilweh.
Los campos palestinos de Líbano, por lo que hemos visto, son una parte de la tierra palestina, instaladas en parcelas de 1 Km cuadrado. Sus habitantes son una parte del pueblo palestino, expulsado de su tierra en Mayo de 1948, que pensaban que volverían en breve a sus casas y pueblos y que cerca de 70 años después siguen esperando su vuelta, los que son sobrevivientes aún y las siguientes generaciones que han nacido y siguen viviendo en los campos. Piensan y sienten como pueblo palestino, y están comprometidos y se sienten un solo pueblo con el resto de la diáspora palestina en Jordania, Siria, Egipto, Iraq y resto del mundo y también con quienes siguen viviendo en la Palestina histórica, tanto los que viven en el estado sionista de Israel, como en los territorios de Gaza y Cisjordania. Un ejemplo de ello es la concentración que vivimos y en la que participamos en Eil el-Hilweh, el campo de Saida -Sidón en Solidaridad con las compañeras Khalida Jarrar Khitam Saafiny apresadas bajo la figura de “detención administrativa”, en Ramala, la capital de Cisjordania. Otro ejemplo es la demostración de Dabke, baile popular palestino que nos hicieron un grupo de niños y niñas entre 6 y 12 años, despidiéndonos de nuestra visita al campo. También en los campos se sigue una evolución política similar al resto de territorios palestinos diseminados, a grandes rasgos, los partidarios mayoritarios son Fatah y Hamás, los partidos de izquierda siguen en la lucha, aunque han pedido mucha fuerza con respecto al periodo de los años 80, y han crecido los partidos extremistas religiosos, tipo al-Qaeda y DAESH.
Pero los campos de Líbano son los que están en peor situación de pobreza y hacinamiento comparándolo con el resto de la diáspora. La prohibición de trabajar en Líbano, salvo excepciones puntuales que hace el gobierno otorgando permisos de trabajo para actividades y periodos concretos, (cosecha de plátanos, por ejemplo), la prohibición de ampliar la habitabilidad en los campos (en Eil- el-Hilweh están cercando el campo con un muro de hormigón y torretas de vigilancia), la negativa del gobierno a dar asistencia médica o de enseñanza, hacen muy penosa la vida de los refugiados.
En los debates políticos tenidos con los partidos palestinos hay coincidencia en el rechazo a los Acuerdos de Oslo, que permitió la creación de la Autoridad Nacional Palestina, pero que olvidó a los 5 millones de refugiados y que permitió que siguieran aumentando las colonias de sionistas israelíes arrebatando el suelo palestino de Cisjordania. Hay coincidencia también, en que la solución del conflicto será, el de un estado palestino multiétnico, laico y democrático, donde las personas tengan derechos iguales de ciudadanía, no por su religión sino por su condición de ciudadanos; aun así, aceptan el mandato de la ONU de crear dos estados a partir de las fronteras de antes de la guerra del 67, como fórmula de avanzar hacia su ideal. Todos defienden también la necesidad de aumentar la unidad entre los partidos laicos de la izquierda palestina, para poder jugar un papel decisivo en la liberación del pueblo palestino. El esfuerzo por mejorar las condiciones de vida y garantizar la educación y la sanidad a los habitantes de los campos es otra política compartida.
De la reunión con los partidos libaneses destacamos: primero, la coincidencia en su apoyo e identidad con el pueblo palestino y su consideración del estado sionista de Israel como instrumento, no solo de opresión del pueblo palestino, sino como el gendarme del imperialismo en la zona para impedir la unidad y el progreso de la nación árabe en el conjunto del oriente medio; la defensa de Siria frente a la agresión del imperialismo a través de distintas bandas terrorista de fanáticos religiosos, pero también comparten la idea de que los errores del estado sirio, (falta de democracia, políticas económicas neoliberales…) han permitido esa agresión; es necesario hacer un esfuerzo por la paz y por el diálogo político; el pueblo sirio tiene que decidir soberana y democráticamente su futuro. Tercero, la simpatía e identificación con la revolución cubana (incluyendo a Hizbulá) y todo el proceso de lucha antiimperialista desplegado en los países del sur de América. Cuarto, la necesidad de acabar con el régimen confesional de Líbano, escudo de defensa de la burguesía cristiana y sunní, para ocultar la explotación y la opresión de las clases trabajadoras por el capital. Quinto, critican como profundamente antidemocrático el sistema electoral de Líbano basado en cuotas religiosas, según la cual La mitad de los parlamentarios tienen que ser árabes cristianos y la otra mitad árabes musulmanes. Además, el Presidente del País debe ser cristiano Maronita, el primer ministro musulmán sunnita y el presidente del parlamento musulmán chiita… y siguen el reparto en los escalones militares, judiciales, etc.
Lo peor, lo más inconcebible, es que el censo electoral es de 1932 y no se puede cambiar porque entonces no habría manera de cuadrar ese reparto. Recientemente ha habido una reforma electoral que básicamente ha reducido los distritos electorales a 15, antes estaba más atomizado, la cual ven todos como positivo, pero muy lejos de lo que debe de ser una ley electoral democrática. Los más beneficiados por este reparto confesional es el clan de los Hariri; Saad Hariri es el nuevo primer ministro e hijo de Rafic Hariri, ambos millonarios, árabes sunnitas y protegidos por los reyes de Arabia Saudí. Rafic fue asesinado con un coche bomba en 2005 y ello generó en grandes movilizaciones contra la presencia de tropas sirias en Líbano (que abandonó Líbano a raíz de estas protestas), ya que acusaron a esta de estar detrás del asesinato. Rafic se enriqueció, contando con el apoyo y la financiación de Arabia Saudí, comprando las parcelas y los edificios destruidos por la guerra civil en Líbano.
Es difícil diferenciar entre Hariri primer ministro entre Hariri hombre de negocios, que compraba baratos terrenos agrícolas o devastados por la guerra, los recalificaba y construía como suelo urbano. Para muchos libaneses Rafic Hariri y sus descendientes, son unos grandes benefactores del pueblo y para otros muchos en un chorizo. En honor de Rafic se construyó en el centro de Beirut, dicen que costeada por su familia, la mezquita Mohamed al-Amín, donde está enterrado Rafic a la que se considera la hermana menor de la mezquita azul de Estambul. Estuvimos paseando, ya al final de la jornada del jueves en Berirut, por la zona de centro donde está la Mezquita, el Parlamento, iglesias cristianas maronitas etc. Pero lo que más nos gustó fue la foto de un hombre en la calle Hamra, distrito pegado a La Corniche o paseo marítimo de Beirut. Este hombre protagonizó el primer acto de resistencia en el Beirut ocupado por el ejército de Israel en 1982; fue espontáneo, tres militares israelíes se sentaron a tomar café en una terraza de la famosa calle Hamra. Llegó el camarero y le hicieron el pedido, cuando volvió, llevaba la bandeja con los cafés y también una pistola, les sirvió el café y le pegó un tiro a cada uno. En el sitio donde ocurrió hay un cartel con la imagen del camarero y la fecha celebrando su heroicidad, que los israelíes denominarán con terrorismo, pero que el pueblo libanés considera heroísmo de la resistencia. Os adjunto la foto del camarero resistente, de la última reunión con las mujeres del campo Eil el-Hilweh y del campo de refugiados Mar Elias de Beirut donde tuvimos las reuniones con el FPLP y el FDLP.
Hemos escrito esta crónica ya desde Madrid, después de descansar un poco del viaje de 36 horas (cosas de los vuelos baratos), agradecidos a Adel y a su familia por su hospitalidad y su esfuerzo para que pudiéramos conocer de cerca la situación de los campos de refugiados y la situación política de Líbano, impresionados por la difícil subsistencia del pueblo palestino en esos campos y esperanzados, viendo su ejemplo, en la lucha de los pueblos oprimidos que no cesan en su lucha por su soberanía y su libertad.
Saludos fraternales.
Manolo García

domingo, 16 de julio de 2017

Alberto Garzón, en la 1ª Asamblea de Activistas de IU, llama a ejercer la “radicalidad anticapitalista” frente a un sistema que “incrementa las tasas de explotación cada vez sobre más gente”



El Coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, hizo ayer, sábado 15 de julio, un claro llamamiento a ejercer lo que ha calificado como “radicalidad anticapitalista” para hacer frente así, de forma democrática, a unas prácticas que impone un “capitalismo que está en crisis, pero que se recompone después de que ha conseguido ajustar las bases de su funcionamiento”.
Garzón inauguró en la mañana una muy concurrida y calurosa Sala Terneras, en las madrileñas instalaciones de Matadero, la 1ª Asamblea de Activistas de IU, en la que participarán durante toda la jornada cerca de 500 personas inscritas previamente. “Con este evento somos consecuentes con lo aprobado en la XI Asamblea Federal del año pasado y tener una organización absolutamente volcada en el conflicto”, valoró.
El máximo responsable de IU trasladó a los presentes que esta formación está embarcada en un “proyecto ambicioso. Tenemos puestas las luces cortas para ver y responder a lo que está pasando ahora, pero también las luces largas. Tenemos un proyecto alternativo, que se llama socialismo, y es lo que queremos construir”.
Alberto Garzón expuso en su intervención todas las patas que, a su juicio, conforman la “precariedad a la que se somete a una parte muy importante de la sociedad”. Ese capitalismo en recomposición consigue salir adelante, entre otras cosas, porque “entre sus ajustes está incrementando las tasas de explotación sobre un mayor número de gente, con una distribución de la renta cada vez más injusta que les permite aumentar su beneficios”.
Avisó de que la precariedad laboral “es sólo una consecuencia” de todo lo que ocurre, pero destacó que “existe también una precariedad vital. Los recortes, las reformas laborales, los sucesivos cambios legales que nos imponen van encaminados todos a reducir la presencia de lo público en la vida de la gente” y, de esta forma, “hacérsela más difícil”.
El Coordinador federal de IU denunció también que “las reformas fiscales aplicadas por la derecha, tanto PP como Ciudadanos, la última pactada hace poco -irá incluida en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 aún no presentados- sirven para que cada vez haya menos capacidad recaudatoria y menos dinero para financiar los servicios a los más desfavorecidos”.
Todo ello “ayuda a extender la precariedad” y ahí también intervienen “todas las medidas que contribuyen al destrozo del planeta, y no sólo el cambio climático, sino la pérdida de la diversidad y todos los fenómenos medioambientales provocados por el ser humano dentro del capitalismo”.
Garzón destacó también el elemento feminista como forma de “lucha transversal que va más allá de la mera lucha contra el patriarcado” y que permite interconectar diferentes conflictos y avanzar en su resolución.
Aseguró que todo ello permite construir “un enfoque más amplio para que cristalice en políticas concretas, como son las que defiende Izquierda Unida de manera práctica”.
El máximo responsable de IU destacó la necesidad de realizar actuaciones como la 1ª Asamblea de Activistas de hoy, ya que “las instituciones no son neutrales, limitan la capacidad de actuación e imprimen ciertos rasgos a quienes participan en ellas”.
“La conciencia de clase -expuso- se construye fuera de las instituciones, en el tejido social y estando muy presentes y viviendo muy de cerca los conflictos”, por lo que abogó por “construir el socialismo por la vía de la praxis, para lo que es importante estar organizados en esos conflictos”.
Destacó que “el Estado también tiene conciencia de clase, por eso ayuda a rescatar bancos, empresas, autopistas, pero no a personas”, por eso garantizó que Izquierda Unida mantendrá una “práctica política para estar del lado de la mayoría social, de aquellos que son los que pierden en los conflictos”.
Alberto Garzón concluyó su intervención defendiendo la “radicalidad democrática”, algo que “está en nuestra tradición republicana y que no consiste sólo en decir que hay que ‘echar al Borbón’, sino en no limitarse a ser un sujeto pasivo y sí un sujeto activo en este sistema”.