sábado, 4 de noviembre de 2017

El PCA presenta ‘Andalucía en Pie’ porque “la guerra de banderas ni da trabajo, ni quita el hambre”. En el 40 Aniversario del 4D



El Partido Comunista de Andalucía (PCA) lanza su campaña ‘Andalucía en Pie’ con la que pretende actualizar el sentir del 4 de Diciembre, al cumplirse 40 años de la movilización histórica del pueblo andaluz que rompió el guion de la transición.
Así lo ha explicado en la mañana de ayer, 3 de noviembre, el Secretario general del PCA, Ernesto Alba quien, acompañado de los miembros de su dirección, ha asegurado que Andalucía “puede ser la llave que abra la puerta del país que queremos construir en el futuro”. “Rompimos el esquema asimétrico de la Constitución y obligamos a modificar la Ley de Referéndum, podemos volver a intervenir con un pueblo unido y movilizado”, ha dicho.
El PCA denuncia que “la actual guerra de banderas entre independentistas y centralistas” pretende “ocultar el debate social y desviar la lucha por las condiciones materiales de un pueblo que sigue sufriendo las consecuencias de la crisis”.
Así, Ernesto Alba ha hecho referencia a los datos de paro registrados conocidos hoy con un aumento de 13.000 parados en Andalucía que “rompe el discurso de recuperación económica de Susana Díaz”, “demuestran que de la crisis solo salen los ricos” y “mientras a los trabajadores de Andalucía nos entretienen con el debate de banderas”.
Así las cosas, “la guerra de banderas en la que nos han metido, ni da trabajo, ni quita el hambre, ni garantiza el derecho a una vivienda, ni nos cura si nos ponemos enfermos, ni garantiza la igualdad de hombres y mujeres” ha aseverado el secretario general por lo que, desde el PCA, “rechazamos las posturas independentistas y centralistas que encabezan Puigdemont y Rajoy, ya que son dos caras de la misma política neoliberal”.
Ante ello, el PCA apuesta porque el pueblo andaluz, que conforma casi la quinta parte de la población de todo el Estado, “no seamos simples espectadores de la actual crisis política” como tampoco “periferia de un españolismo rancio que sólo saca la bandera de España para oprimir, tal y como pretende Susana Díaz.
 “Andalucía y su pueblo, que sufre las consecuencias más graves de la crisis económica, debe participar de este debate con una voz y una propuesta propias”, ha reclamado Alba que ha acusado al PSOE de “dilapidar” el poder político que conquistó el pueblo andaluz en su lucha por la autonomía.
“Este poder debería haberse empleado en poner la riqueza andaluza al servicio del empleo y el bienestar de toda la población pero se ha limitado a mantener a Andalucía en su situación histórica de paro y dependencia, a reforzar el poder de las élites tradicionales y a construir nuevas redes clientelares y corruptas”, ha dicho.
Por último, Alba ha señalado que “la forma en la que se concibe el sentimiento nacional andaluz debe servir de ejemplo como modelo de convivencia entre pueblos, un sentimiento que es integrador y no excluyente, que desde la reivindicación de lo propio no se encierra en sí mismo sino que siempre está mirando hacia fuera”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario