martes, 14 de noviembre de 2017

IU-Málaga para la Gente propone al alcalde la impugnación de la inscripción a nombre de la Iglesia de los Jardines de la Catedral que son patrimonio municipal



Los concejales del grupo municipal de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, reclamaron el pasado jueves, 9 de noviembre, al alcalde que estudie la posibilidad de impugnar la inscripción por parte de la Iglesia de los Jardines de la Catedral. El portavoz de este grupo, ha recordado al equipo de gobierno que su obligación es vigilar, mantener y cuidar el patrimonio de todos los malagueños y estos jardines, entiende Zorrilla, han sido siempre municipales.
Los concejales han acudido a los mencionados jardines a hacer este anuncio, recordando que se trata de una de las mejores panorámicas de la Catedral y que podría desaparecer si se llevara a cabo la aspiración antigua de la Iglesia de construir adosada a la Catedral un edificio para albergar una sacristía. Zorrilla recuerda que esta idea es de aproximadamente el siglo XIX, pero que se ha conocido la aspiración del Obispado de retomarlo. Se temen los ediles que este nuevo edificio no sea destinado a lo que una Sacristía se dedica, albergar objetos para el culto, sino a unos fines económicos y comerciales, a provechando el circuito turístico.
En el año 2012, la Iglesia inscribió a su nombre los jardines de la Catedral, haciendo uso de una ley que el gobierno de José María Aznar había promovido. Sin embargo, recuerda Zorrilla, los jardines llevan siendo gestionados por el Ayuntamiento desde, al menos, hace 60 años. En verano de 2011, preguntó al Ayuntamiento por las aspiraciones de la Iglesia y se recibió un informe que decía que los terrenos eran municipales; “pero, pocos meses después, en marzo de 2012, cambia el criterio y nos dicen que estos terrenos son de la Iglesia”. Se basa este segundo informe para ello, añade el edil, en una supuesta acta de 1942 de la comisión permanente municipal. Este segundo informe “curiosamente, no lo firma el jefe del Patrimonio sino el gerente de la época, no sabemos el motivo”.
De ese acta no se desprende las afirmaciones sobre la titularidad, ya que la misma habla de que el Ayuntamiento pide permiso para demoler un almacén que había en calle Cister junto a la Catedral y que lindaba con una casa municipal que había sido derribada. Ese permiso se lo conceden a cambio de que el Consistorio continúe las cadenas y las columnas en el trozo donde estaba ese edificio. “No hay ningún título que pueda hacerle considerar a la Iglesia que esos terrenos son suyos. Han sido gestionados y pagados con el dinero de todos. Han sido públicos y sufragados desde hace muchas décadas por el Ayuntamiento”.
IU-Málaga para la Gente le pide al alcalde que “cumpla con su obligación de vigilar, mantener y cuidar el patrimonio de todos los malagueños y que, por lo tanto, estudie la posibilidad de impugnar la inscripción del año 2012 de estos jardines por entender que siempre han sido municipales”.
También reclama del alcalde que “no colabore en una operación que no tiene ningún sentido desde el punto que no sea el negocio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario