domingo, 24 de diciembre de 2017

Cambiar de bando. Campaña de IU de migración del oligopolio a comercializadoras que suministran energía verde

Sira Abed Rego e Irma Blanco. Equipo federal estrategias para el Conflicto Izquierda Unida
Mundo Obrero
Desde IU apostamos por un modelo basado en energías renovables, descentralizado, de carácter público y con control popular, que se ciña a las necesidades planificadas de los territorios y de las gentes que los habitan.
Hace apenas unas semanas desde Izquierda Unida y en colaboración con el PCE, lanzábamos la campaña “Cambia de Bando!”, una propuesta para una acción política colectiva de toda nuestra militancia. El principio: actuamos como organización abandonando las compañías del oligopolio y dejamos de financiarlas a través de nuestro recibo de la luz. Apostamos por incorporarnos activamente a las cooperativas verdes que trabajan por esa necesaria transición energética. Pasamos así, del dicho al hecho.
En ese sentido proponemos un paso más en la construcción colectiva de los procesos políticos, una apuesta que supone una innovación en las formas de intervención de la organización y que pretende marcar una nueva línea de trabajo que nos permita acercarnos a la forma de Movimiento Político y Social, e ir generando una base de trabajo sólida con otros movimientos sociales y colectivos que trabajan por la transición hacia un nuevo modelo energético.
Que esta campaña se haya centrado en el marco de la lucha ecológica no es una cuestión menor. Izquierda Unida tiene en el ecologismo uno de los ejes que sustentan las bases ideológicas de su proyecto político. Y sin duda el modelo energético supone uno de los ejes centrales de esta lucha. Desde IU apostamos por un modelo basado en energías renovables, descentralizado, de carácter público y con control popular, que se ciña a las necesidades planificadas de los territorios y de las gentes que los habitan.
Por supuesto, el modelo energético actual es uno de las claves del desarrollo del modelo capitalista que, en su lógica de acumulación, está acabando con la vida del planeta e impidiendo el acceso universal de las capas populares y trabajadoras a un bien básico para el mantenimiento de la vida como es la energía, una energía que ha subido un 80% desde 2004 y que representa la tercera más cara de Europa. Un ejemplo claro de cómo se han desarrollado las relaciones de poder económico en nuestro país en un recorrido histórico que comienza en el franquismo y llega hasta nuestros días, en un sector que traza un paralelismo magnífico de cómo se organizan a su vez las relaciones de poder político que representan a estas elites económicas, con la dinámica de puertas giratorias como máximo exponente al respecto.
El sistema de generación eléctrico en España está centralizado en manos de 5 grandes compañías privadas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, EDP y Viesgo) que son las que tienen la capacidad de decidir, en función de sus intereses, qué y cómo se produce la energía en el estado. Entre el 80% y el 90% del mercado está en manos de las grandes operadoras, que también se encargan de la distribución eléctrica.
Estas compañías han desarrollado un modelo energético basado principalmente en el uso de combustibles fósiles, contando además con la connivencia del bipartidismo para legislar año tras año en función de sus intereses. El carbón, el petróleo y el gas natural son las tres fuentes de combustibles fósiles de las que dependemos principalmente para cubrir nuestras necesidades energéticas, tecnologías sucias y peligrosas, apoyadas por la nuclear (más peligrosa aún) y se usan sólo un 15% de energías limpias y renovables, pese a la potencialidad que tenemos en nuestro país para el uso de energías limpias y renovables como la solar y eólica.
Es por ello que desde Izquierda Unida decidimos volcar nuestros esfuerzos en trabajar por aglutinar fuerzas, con otros actores sociales, implicando a nuestra gente para forzar la necesaria transición energética que nos permita avanzar hacia un modelo ecológicamente más sustentable. Somos conscientes que queda mucho camino por recorrer por eso lanzamos esta propuesta con la vocación de no dejar pasar ni un minuto más para comenzar a dar la pelea por nuestros derechos, por la viabilidad del planeta y por un modelo energético que universalice el acceso a la energía como bien fundamental para la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario